Seleccionar página

Llegamos al paso de un año a otro, finaliza el 2014 y comienza el 2015.  Para algunos un día más y para otros un día señalado. Fuera de cualquier consideración festiva, a nivel cronológico marca el fin de un periodo y el inicio de otro.

El fin de año es un buen momento, casi obligatorio, para hacer balance del año y desde Iniciativa Local lo estamos realizando. La primera sensación es la de un año de trabajo intenso, la puesta en marcha de nuestra Web en julio supuso meses de trabajo, no sólo estético. Tras la Web subyace un proyecto emprendedor novedoso basado en la ética de quienes participan del mismo enfocado a una visión del mundo centrada en las personas. Hemos querido contribuir con nuestras aportaciones de conocimiento vía Blog. Parece mentira pero hemos publicado 58 artículos en estos seis meses, con temática muy diversa: herramientas para empresas y para emprendedores, nuevas manifestaciones económicas, funcionamiento de organizaciones, etc. incluso derechos humanos, procurando en todo momento hacerlo desde el enfoque socioeconómico local. Todo ello con la intención de aportar valor a nuestros lectores.

También ha sido un año de continuo aprendizaje, tomando las enseñanzas de todas y cada una de las experiencias que hemos vivido y estamos viviendo. Tanto cuando las cosas nos han ido bien, pensando en perfeccionarlas, como cuando no han salido como deseábamos y hemos visto qué errores no volver a cometer. En esto nos gustaría dar las gracias a amigos, compañeros de profesión y a los lectores que se han puesto en contacto con nosotros. ¡Gracias a todos!

Para el 2015 el reto está claro: lanzar al mercado nuestros primeros productos. Para conocer de primera mano nuestros proyectos os invitamos a suscribiros a nuestra newsletter. Estamos ante un momento único con cambios que se suceden vertiginosamente, esto nos va a permitir innovar y trabajar con soluciones colaborativas sin perder nuestro objetivo de contribuir en la construcción de la economía local.

Y aunque ya se haya dicho antes en un día como hoy no nos cansaremos de repetir: ¡Feliz Año Nuevo! y a luchar por nuestros deseos. Y muchas gracias por seguirnos.