Seleccionar página

Hace unos días se ha publicado el Índice de Libertad Económica 2015, cuya mayor utilidad radica en que sirve para conocer el grado de libertad existente a la hora de generar actividad económica en un determinado país. El actual índice se ha elaborado con los datos referentes a 2014. Desde 1995 el centro de investigación política The Heritage Foundation, con sede en los Estados Unidos de América, realiza una investigación para tomar el pulso a la libertad económica y de mercado. El Índice de Libertad Económica se ha convertido en una publicación de referencia en el ámbito económico a nivel mundial, tanto para economistas y sociólogos como para inversores. Destacando del mismo la amplitud del estudio y lo rigurosos de la metodología de elaboración. Respecto a lo primero este último informe se ha realizado sobre 178 países. Y respecto a lo segundo 10 han sido las libertades analizadas agrupadas en 4 apartados que son:

  • El estado de derecho: derecho de propiedad y libertad frente a la corrupción.
  • Tamaño del gobierno: libertad fiscal y gasto público.
  • Eficacia reguladora: libertad empresarial, libertad laboral y libertad monetaria.
  • Apertura de los mercados: libertad comercial, libertad de inversión y libertad financiera.

La ubicación de los diferentes países en el índice se mide en un centenar de puntos, donde de 80 a 100 se considera que es libre, de 70 a 79,9 se es mayormente libre; de 60 a 69,9 el país es moderadamente libre; de 50 a 59,9 la nación es mayormente libre; y de 0 a 49,9 se considera que la libertad económica está reprimida.

Del presente informe destaca que “la libertad económica ha incrementado a nivel mundial por tercer año consecutivo”. Aunque la media mundial se encuentra en el 60,4, es decir el mundo es moderadamente libre. También se recuerda que aproximadamente el 65% de la población mundial vive en economías mayormente controladas o reprimidas. Aunque se percibe una tendencia a escalar puntos entre los países de economías poco desarrolladas o emergentes.

También señala que sólo cinco economías se encuentran en la parte alta de la clasificación, que de mayor a menor son: Hong-Kong, Singapur, Nueva Zelanda, Australia y Suiza. Tendremos que esperar a ver cómo siguen desarrollándose la tutela de la República Popular China sobre la Región Administrativa especial de Hong-Kong para ver si sigue a la cabeza del ranking en próximos años; a la par que el segundo en el ranking, Singapur, técnicamente está al borde del empate.

El incremento mundial de la libertad económica ha estado motivado por la mejor puntuación en los apartados de libertad comercial, monetaria y frente a la corrupción. Poniendo en relación las áreas geográficas y categorías de clasificación en que están los diferentes países se constatan los siguientes hechos:

  • Que los tres países de América del Norte se hallan en la clasificación de mayormente libres y moderadamente libres.
  • Que Medio en Oriente/África del Norte los grandes productores de petróleo están en las dos categorías anteriormente citadas. Y que la zona participa de cuatro de las cinco clasificaciones, con la excepción de libre.
  • Que Centroamérica, el Caribe y Sudamérica están lideradas por Chile, Colombia y Santa Lucía.
  • Que la zona Asia-Pacífico ocupa los cuatro primeros puestos de la clasificación mundial. Pero que a la vez es un área geográfica muy heterogénea donde también está el menor puntuado, que es la República Popular democrática de Corea del norte.
  • Que en Europa se dan también las cinco categorías de puntuación, encabezadas por Suiza. Destacando también el informe la pujanza de Estonia en los últimos años para escalar puestos. Y que Grecia y Rusia son donde más se reprime a misma.

Concluye esta publicación con la relevancia que la libertad económica tiene para el desarrollo socioeconómico, para lo cual la pone en comparativa  con la salud, los ingresos per cápita, educación y medioambiente.

Respecto a España nos encontramos que ocupa el puesto número 49 dentro del grupo de los moderadamente libres. Lo que nos ubica tras países como Chipre, Botsuana, Barbados, Perú o Jamaica. Curiosa posición y compañeros de ubicación si atendemos a lo que se vende desde los estamentos políticos. Máxime si tenemos en cuenta que libertad económica también conlleva libertad de emprendimiento, y aquí no hacen más que vendernos el discurso de lo fácil que es emprender.

Sé que suena como un alegato, pero creo que: No puede existir libertad económica mientras las grandes empresas e inversores puedan jugar con unas reglas y los autónomos y pymes con otras. No puede existir libertad económica mientras quienes representan el poder político acudan, cuando dejan el cargo, a embolsarse pingües beneficios en las grandes empresas de la nación.  No puede existir libertad económica mientras la corrupción sea una de las principales preocupaciones de los habitantes de un país. No puede existir libertad económica mientras la corrupción puede llegar a ser legitimada desde el estamento judicial dejando sin contenido la intencionalidad en la acción punible, recordando el caso del Exvicepresidente del Gobierno Español José Blanco. No puede existir libertad económica mientras exista la doctrina Botín, es decir pasar por la caja de la hacienda pública se evita ir a juicio.  En definitiva, no puede existir libertad económica mientras no juguemos todos con las mismas reglas.

¿Consideras que la libertad económica conlleva desarrollo socioeconómico? ¿Qué medidas propondrías para que España escalase puestos en el índice?