Código Ético.

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, en su Resolución 41/128, de 4 de diciembre de 1986, consagra a nivel mundial el desarrollo como un “derecho humano inalienable”, y que tiene un especial significado en lo relativo a la participación en el “desarrollo económico, social, cultural y político”. Iniciativa Local ha surgido dentro de la línea marcada por este derecho para incidir en la vertiente social a través del desarrollo de la vertiente económica, todo ello sin menoscabo del respeto a los otros elementos señalados.

En Iniciativa Local se preside toda actividad desde el enfoque humanista considerando, al igual que la ONU, a la persona como “participante activo y beneficiario del derecho al desarrollo”. Nuestro foco se sitúa en consecuencia en la obtención de logros socioeconómicos, es decir, utilizar los medios económicos como instrumento de mejora social. Para ello, dirigimos nuestra acción a ayudar a empresas, organizaciones privadas y entidades públicas, como principales agentes sociales y económicos, a fin de coadyuvar al cumplimiento de su contribución en sociedad.

En coherencia con nuestra visión y la finalidad de nuestra actividad nos sometemos voluntariamente a una serie de normas en nuestro funcionamiento y relaciones externas e internas, las cuales vertebran nuestra acción y dotan a ésta de coherencia, garantizando que siempre mantendremos el foco en la promoción del desarrollo socioeconómico.

Principios fundamentales.

La base fundacional de Iniciativa Local consiste en: “Mejorar las condiciones de vida de las personas, contribuyendo a generar economía real en el ámbito local o potenciando la existente”. Por lo cual nuestra actividad se rige por los siguientes principios fundamentales:

  • Reconocimiento del valor y el papel de las personas como el principal recurso endógeno existente.
  • Todo nuestro trabajo se enfocará a promover y mejorar condiciones y procesos socioeconómicos desde una perspectiva sostenible.
  • El criterio de territorialidad, fundamentalmente en lo relativo a las relaciones sociales y económicas locales, no siendo absoluto sí será prioritario. En términos institucionales esté criterio se traducirá en términos de cultura organizativa.
  • Compromiso con los agentes sociales y económicos, principalmente empresas, organizacioens privadas y entidades públicas, dado el papel social fundamental que desempeñan.
  • Promoción de la diversificación económica, la economía social, inclusiva y colaborativa, y la prospección e impulso de nuevas oportunidades en el campo del emprendimiento con impacto socioeconómico y proyección desde este ámbito.

Deberes de Iniciativa Local y sus colaboradores hacia sus clientes.

Las relaciones con los clientes se basan en un compromiso ético con los mismos regido por los siguientes deberes:

  • Actuar con profesionalidad, entendida ésta como la realización del trabajo de manera capaz y aplicada acorde al presente Código Ético.
  • Ofrecer siempre la máxima transparencia y veracidad, siendo claros y sinceros con el cliente, sin prometer imposibles.
  • Aplicar la eficiencia en el trabajo, entendida como la consecución de los resultados esperados con la mayor economía de medios, de forma que no sea más gravoso el coste para el cliente de lo estrictamente necesario.
  • Ejecutar los trabajos encomendados bajo el prisma de la calidad, tanto en el fondo como en las formas de los productos o servicios.
  • Facilitar información veraz sobre el estado de cada trabajo que se está ejecutando.
  • Ser receptivos a escuchar todas las propuestas emitidas por los clientes, con el compromiso de no emitir una respuesta sin análisis.

Compromiso operativo.

Iniciativa Local se compromete con el trabajo creativo y colaborativo, así como a integrar a su red de colaboradores en una cultura de trabajo innovadora y alineada con los objetivos de nuestros clientes, los cuales se someterán al cumplimiento de los siguientes principios:

  • Trabajo cooperativo, donde los profesionales del desarrollo pueden colaborar y construir coordinadamente en base a la misión del proyecto.
  • Transparencia a la hora de transmitir y facilitar información en las actividades que estén llevando a cabo en su área de trabajo.
  • Participación activa en los órganos de colaboración comunes.
  • Confianza mutua, traducida en la  responsabilidad de Iniciativa Local en el cumplimiento de sus obligaciones hacia sus colaboradores, y en que estos no  utilizarán información interna para realizar acciones de competencia desleal.
  • Diligencia y cumplimiento estricto de este código ético.